Los créditos personales en México: todo lo que necesitas saber y cuáles son los mejores

Por: Alonzo Encarnación

Hoy en día, cualquier persona en qué consiste un crédito; de hecho, puede resultar un tema tan familiar como hablar del agua o del clima; pero, aunque sea difícil de creer, hay muchas cosas que ignoramos y que debemos conocer sobre los créditos, lo que nos puede ser muy útil para nuestras finanzas. Aquí te explicamos qué son, por qué son importantes y cuáles son los mejores créditos personales en México.

Todo empieza con el dinero

En el sistema que tenemos actualmente, el dinero es el eje sobre el que giran todas las economías y se fundamentan las actividades del hombre; a través de este se tiene una idea del valor de los bienes; así como también, se realizan intercambios y se hacen depósitos de valor. Atrás quedaron aquellas épocas donde el trueque de especies, sal y otros bienes servían como basamento para las finanzas, hoy en día es el dinero el que dicta las reglas.

Pese a lo esencial que es el dinero para las economías, podemos decir que este también ha sufrido una evolución en la historia y el que conocemos ahora no es el mismo que encontrábamos siglos atrás; además, el uso del dinero en las épocas de antaño, no tiene nada que ver con el sofisticado sistema de crédito con el que se combina en la actualidad, cuyo principal objetivo es facilitar el intercambio comercial.

Ante una economía que cada vez se hace más compleja, el crédito se ha convertido en un medio alterno, a través del cual las personas pueden alcanzar sus metas económicas y accedan a aquellos bienes que no pueden adquirir por medio del dinero directamente como tal.

¿Qué es un crédito?

Desde el punto de vista general, el crédito se entiende como el intercambio de un bien por una promesa de pago, que se cancelará en un plazo de tiempo determinado y con intereses; es decir, es un préstamo de dinero que genera un compromiso de devolución futura.

¿En qué consisten los intereses que se generan con el crédito?

El interés es aquello que se debe pagar por usar el dinero de otra persona; se puede decir que es como repagar el dinero a quien lo facilitó, ya sea través de una tarjeta de crédito u otro sistema de financiación; dicho de otra forma, si se solicita un crédito en un banco u otra entidad financiera, se establece una tasa de interés que obliga a la persona que pidió dicho crédito, a cancelar cierto porcentaje del monto total que le fue dado.

¿Hay más de un tipo de crédito?

La operación más común y utilizada del crédito es, quizá, el préstamo; pero no es la única y es posible poner a este en otra categoría, hay variedad de tipos de créditos, entre los cuales se encuentran:

  • El depósito de una suma de dinero en el banco.
  • Las ventas de productos o servicios pagadas a plazos.
  • La aceptación de cheques.
  • Empeño de mercancía.
  • Créditos en línea.
  • Créditos personales.

¿En qué consiste un crédito personal?

De todos los tipos de créditos antes mencionados, uno de los que destaca por ser el más común y el que va creciendo en popularidad, es el crédito personal; y se obtiene por medio de una operación en la que un acreedor, que por lo general es una entidad financiera, otorga en préstamo, una cantidad de dinero determinada, a una persona que tendrá que devolverlo con unos intereses determinados.

Uno de los aspectos que más caracteriza a los créditos personales es que el deudor responde al compromiso de pago con todos sus bienes presentes y futuros, sin necesitar un aval u otro tipo de garantía, contrario a, por ejemplo, el crédito hipotecario, en el cual el deudor, además de su responsabilidad personal, debe ofrecer en garantía un bien inmueble que, por lo general, es el que está comprando con el dinero que solicitó prestado.

Otras características de los créditos personales son:

  • Implica más riesgo porque se dan menos garantía y tiene menor impacto en el deudor; por eso, la tasa de interés suele ser más elevada.
  • El importe de los créditos personales no suele ser muy elevado
  • El acreedor hace un análisis minucioso del patrimonio del deudor, y suele solicitarse mucha documentación
  • La tramitación es bastante rápida en comparación con otros tipos de créditos, a pesar de la gran cantidad de documentación que se solicita.
  • Suelen pedirse para adquirir bienes de consumo y de servicios.

¿Qué diferencia hay entre un crédito personal y un préstamo?

Los créditos personales y los préstamos tienen similitudes, pero hay ciertas cosas que los diferencian; por ejemplo, con respecto al crédito, el banco debe abrir una cuenta a la persona, en la cual, esta accederá a la cantidad de dinero que necesite y debe ir cancelándolo de manera periódica, incluyendo los intereses que se generen.

Por otro lado, en el préstamo, el banco pone a disposición del individuo una cantidad fija de dinero, la cual debe ser reintegrada, con intereses, en un tiempo predeterminado; así como también, tiene que ser cancelada a mediano o largo plazo, se amortiza en unas cuotas regulares, conforme la persona va pagando.

¿Cómo son los créditos personales en México?

En el caso de México, y en realidad en todo el mundo, los créditos personales no son algo que deba tomarse a la ligera y hay que pensarlo muy bien antes de tomar la determinación de pedir uno a alguna entidad financiera.

Los créditos, o préstamos personales, que se realizan por internet son una opción que cada vez cobra más popularidad en la nación azteca; sin embargo, independientemente de que se escoja tomar el préstamo vía online o acudir a una entidad financiera, hay ciertos aspectos a considerar antes de aventurarse con un crédito

Primeramente, la misma Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advierte a todas las personas que quieren tomar un crédito que, dependiendo de la entidad financiera, el costo de los intereses y la deuda total a pagar podría ser muy elevada, así que es necesario tomar en cuenta este punto.

Además, Condusef añade que los créditos personales se pueden adquirir por cantidades desde mil hasta 500 mil pesos, dependiendo de la entidad que se elija para hacerlo, además del perfil crediticio que se tenga; asimismo, los plazos que se ofrecen para cancelarlo puede ser de 6, 12, 48 o hasta 96 meses y los pagos pueden efectuarse tanto quincenal como mensualmente.

Otros puntos a considerar cuando se pide un crédito personal en México son:

  1. Capacidad de pago: antes de ir por un crédito personal hay que meditar sobre la capacidad de pago y cuestionase si realmente hace falta ese dinero; además, se debe considerar otras deudas que ya se tenga y evaluar la probabilidad de incumplimiento de estas y qué podría pasar.
  2. Compara alternativas: antes de tomar una decisión, es bueno hacer un estudio de mercado, investigar sobre las diferentes alternativas que haya, sus puntos negativos y positivos; si bien es verdad que los créditos personales son una manera más ágil y rápida de obtener un préstamo, los costos también pueden ser más elevados.
  3. Presta atención a los detalles: si ya has decidido y estas por firmar un crédito personal con un banco, pon atención a aspectos como la fecha de corte, el concepto y el monto total de las comisiones.

Una cosa que se puede hacer, lo cual facilitará mucho la toma de decisión, es guiarse por el Costo Anual Total (CAT), que ayudará a saber cuánto será el costo total del préstamo; hay que cerciorarse de que los datos del CAT coincidan tanto con el contrato como con lo que se muestra en la página de internet, estado de cuenta y otros documentos que tengan información sobre el préstamo.

  1. Ve la tasa de interés: es el porcentaje sobre el capital prestado que cobran y es el principal honorario que recibe el banco por el dinero que prestaron. Suele expresarse como una tasa anual.
  2. No olvidar las comisiones: cuando se pide un crédito suelen presentarse gastos asociados a las distintas comisiones que pueden aplicar las entidades financieras, hay una gran cantidad, pero las más comunes son:

– Comisión de investigación: las entidades aplican este gasto asociado cuando hacen el estudio de la solicitud e indagan sobre la solvencia de la persona para poder darle el crédito. Esto incluye la consulta al Buró de Crédito y otros trámites necesarios para comprobar que se cumple con todo lo necesario para solventar la deuda que se asumirá. Hay bancos que cobran este gasto aún si no otorgan el crédito.

– Comisión de apertura: esto se cobra al contratar el crédito, una vez que es aprobado y se cancela una única vez. Existen entidades financieras que dan la opción de financiar también este gasto y la incluyen en el monto total de la deuda, lo cual significa que tendrás que pagar intereses por esto.

– Comisión por pago adelantado: esto se aplica cuando se amortiza, anticipadamente, una parte de la deuda; que no son las cuotas periódicas; si se cree posible anticipar los pagos del crédito durante el plazo fijado, se debe prestar atención a que está comisión no se incluya en el préstamo.

– Comisión por cancelación anticipada: así como existe comisión por pago adelantado, también hay una por la cancelación de la deuda antes del tiempo previsto; razón por la cual, se debe tener presente que el cobro de una comisión si se consiguió el dinero para poder deshacerse de la deuda antes del plazo determinado.

¿Cuáles son los mejores créditos personales en México?

En vista de que hemos repasado todos los puntos más importantes sobre los créditos personales y cómo funcionan en México, es bueno conocer cuáles son los mejores de su tipo que se puede encontrar en el mercado financiero mexicano, aquí conseguirás algunos.

  1. Crédito de consumo de Banco Azteca

Esta entidad ofrece un crédito simple, en moneda nacional, para compras de bienes y servicios en tiendas como Elektra, Salinas & Rocha; así como de autoservicio y otras tiendas asociadas. La entidad ofrece muchas facilidades y comodidades en el plazo de los pagos, los cuales pueden ser semanales, quincenales y mensuales, con hasta 102 semanas de plazo, si se posee un historial de pago ejemplar. El importe mínimo de este crédito es de mil pesos y el máximo de 500 mil, con un interés de 18.60% y un CAT de 45.20%

  1. Préstamo personal inmediato de BBVA

Este préstamo ha sido creado para los que tengan una emergencia, imprevistos o deseen aprovechar una oportunidad que se les presenta. Se emite en moneda nacional, y se puede solicitar montos desde tres mil hasta 750 mil pesos, para ser devueltos en pagos fijos mensuales o quincenales, en un plazo de seis a 72 meses, con un interés de 25.75% y un CAT de 36.20%.

  1. Crédito 24×7 Efectivo de Santander

Es una línea de crédito que funciona como una tarjeta de crédito, que puede tener un aporte máximo de hasta un millón de pesos y ser pagado en un plazo de 12 a 60 meses. Este es un crédito que el banco ofrece a sus clientes y con el que no se tiene que pagar comisión de apertura, pero sí un 1.75% más IVA del monto dispuesto. Tiene una tasa de interés fija que va de 22% hasta un 45%.

  1. Crédito personal Citibanamex

Crédito bastante flexible porque no requiere tener aval ni garantía. Las cantidades a solicitar pueden ser de hasta 750 mil pesos, pagados cómodamente en 60 meses, sin penalización por pagos anticipados. Está ideado para los clientes de la entidad financiera, personas físicas o con actividad empresarial que ganen un mínimo de cinco mil pesos mensuales. La tasa de interés máxima que aplica es de 41%, más IVA, pero esto es asignada de acuerdo con el perfil crediticio del solicitante.

  1. Crédito nómina revolvente de Banbajío

Si se tiene una cuenta nómica en Banbajío, este es un crédito personal sin muchas exigencias que permitirá acceder a dinero de manera rápida y sencilla. Se puede solicitar en cualquier agencia, cajero o a través de la web, si se cumple con los requisitos para solicitarlo. Una vez que se asigna el crédito, las cuotas se cargan a la cuenta nómina una vez que se recibe el sueldo. Se puede pagar de manera semanal, quincenal o mensual dependiendo de cómo se reciba el salario. Se pueden solicitar un mínimo de dos mil pesos y hasta 300 mil, pagados de seis a 60 meses, con una tasa de interés de 19.90% y un CAT de 30.70%.

  1. Crédito nómina Efe de Inbursa

Este crédito personal también es ofrecido para los clientes que tienen su cuenta nómina en Inbursa, ofreciéndoles ventajas mucho más atractivas que al resto de personas que solicitan préstamos en la entidad. Se obtiene de forma rápida, y sin mucho papeleo, hasta la cantidad de 300 mil pesos, con un plazo de 12 a 48 meses, a una tasa de 32.48% y un CAT de 32.60%, con posibilidades de hacer pagos adelantados cuando se desee.

¿Cuáles son los mejores créditos personales online de México?

Además de los créditos o préstamos personales tradicionales, también existe en México la posibilidad de pedir créditos de forma segura y 100% online. Actualmente, hay muchas opciones en el mercado; pero entre las más conocidas y confiables están las siguientes:

  1. Yo te presto

es una plataforma online de créditos personales entre particulares, en la que se pueden obtener montos que van desde los 10 mil hasta los 300 mil pesos, con un plazo para devolverlos que va de los 6 a 36 meses.

Este es un sistema de créditos totalmente online y consiste en ofrecer una plataforma a través de la cual se pueda poner en contacto una persona que necesita dinero con otra que desea obtener rendimiento de sus ahorros. La entidad realiza, antes de dar un préstamo, un análisis de los candidatos que necesitan el dinero para determinar si cumplen con el mínimo de solvencia.

  1. Creditozen

A través de un proceso 100% online, se consigue un préstamo de hasta 10 mil pesos y en pocos minutos, para usarlo en lo que se desee. Sumado a esto, da la posibilidad de conseguir el primer préstamo de tres mil pesos, sin costo. Creditozen es una entidad prestamista que ofrece sus servicios en varios países de Latinoamérica y Europa.

  1. Dopla.mx

Esta entidad tiene más de tres años operando en México y da acceso a préstamos de 10 mil y hasta 300 mil pesos, con una tasa de interés de 9% y hasta 34% anual, un CAT de promedio de 23% más IVA. Los plazos para cancelar la deuda van desde los tres y hasta los 30 meses. La única comisión que se tiene que cancelar cuando se solicita es el 5% del monto que se depositará.

  1. Afluenta

Esta entidad también tiene presencia en varios países de Latinoamérica. Da la posibilidad de solicitar de cinco mil a 150 mil pesos, con una tasa de interés anual que oscila entre 4.50% y 50.50%, un CAT promedio de 54.28% y con plazo para pagar que va de 12 a 48 meses.

Si estás pensando en solicitar un crédito personal, esta información que te damos aquí, sin duda, te ayudará a tomar una decisión acertada y acorde a tus necesidades.

Post Relacionado